La calidad de las baterías es más valiosa que el precio a pagar

Arepa Tecnológica
Por Arepa Tecnológica 6 lectura mínima

Un sistema de respaldo de energía es tan confiable como las baterías que lo soportan, para evitar fallas en servicios es imprescindible hacer buen mantenimiento y utilizar equipos de óptima confiabilidad y reconocida trayectoria

Las fallas en los UPS representan una de las principales causas de los cortes de servicio en los Centros de Datos. Hay estudios que indican que alrededor de 30% de las interrupciones imprevistas son motivadas por los UPS y, de este 30 por ciento, más del 50% son provocadas por fallas en sus baterías de respaldo. 

Un Sistema de Fuerza Ininterrumpible (UPS), es un equipo cuya función principal es evitar una interrupción de la energía en la carga a proteger, y es responsable de optimizar el uso de la energía eléctrica a diversos dispositivos durante algún apagón, para protegerlos y permitir que haya continuidad en el servicio.

Los UPS garantizan una energía limpia, cuando se trabaja con energía que viene de la red pública, la misma conlleva muchas fluctuaciones, los ups se encargan de filtrar esa energía, adaptarla y entregarla según lo requiere el equipo, es limpia.

El gerente de Telecomunicaciones de Solsica, Wolfgang Rivas, indicó que “un sistema de respaldo de energía es tan confiable como las baterías que lo soportan, así pues, la batería puede ser el componente más sencillo y más elemental de un sistema eléctrico, pero al mismo tiempo el más importante. Entonces, cuando en un banco de baterías encontramos que una celda o batería que componen el sistema falla, esto puede comprometer toda la estructura de respaldo de energía que soporta este sistema”.

Señaló que “considerando que las baterías representan el elemento más importante y, al mismo tiempo, el más vulnerable de todo el sistema de soporte de energía, que está encargado de garantizar la continuidad del servicio, es preciso seleccionar baterías de comprobada calidad, de óptima confiabilidad, de reconocida trayectoria, y con altos estándares de fabricación”.

Calidad vs precio

Rivas planteó que “hay una invasión en el mercado de baterías desconocidas, de muy baja calidad y dudosa procedencia. Por ello, es preciso enfocarse en baterías reconocidas, con trayectoria larga en el mercado y que son de comprobada calidad”.

Afirmó que la diferencia en costos entre dos baterías de características generales similares en cuanto a voltaje y amperios hora “radica en el formato robusto con que son fabricadas las rejillas y el volumen, calidad y pureza del material activo que componen las placas, quienes intervienen, a través del electrolito, en la reacción química que ocurre dentro de las baterías (no debemos olvidar que la batería es un componente electroquímico), para finalmente generar la energía eléctrica requerida, producto de estas reacciones”.

Rivas aclaró que “hay baterías donde el formato de las placas es muy básico, con rejillas simples y muy delgadas, mínimo volumen de material activo, carentes de calidad y alta pureza, sin embargo, también hay baterías de óptima calidad, donde sus rejillas puede ser de diseño tridimensional, más robustas, elaboradas con plomo de alta pureza y mayor volumen de material activo, estas últimas son las baterías premium, de reconocida trayectoria, óptima calidad y alto desempeño”.

En otras palabras “los componentes de las baterías deben ser de primera y elaboradas con plomo puro de mina o reciclado, a través de procedimientos de altísima calidad. También requieren de aleaciones de materiales de máxima pureza, tales como estaño, antimonio, calcio, selenio, plata, etc., que son costosos y que, según los porcentajes utilizados en su fabricación, las baterías serán de mayor o menor calidad, lo cual incidirá directamente en su rendimiento y proyección de vida útil”.

Finalmente, “es fundamental que su elaboración este regida por procesos de fabricación con altos estándares y tecnología de punta. Es lamentable tener que ver con frecuencia baterías con pésimos desempeños y ver llegar de forma prematura e inesperada su fin, producto de procesos de fabricación muy pobres, utilizando componentes de poca o ninguna calidad”.

Mantenimiento de primera

Indicó Rivas que “existen muchos Data Center, pero los centros de telecomunicaciones son los principales clientes a nivel mundial de baterías, las emplean tanto en sus centros de conmutación, que es donde está el procesamiento de datos, como en las estaciones de transmisión y son infinitas las cantidades de baterías que utilizan”.

Añadió que “estos equipos son bastante sofisticados y muy sensibles, no admiten muchas variaciones de energía y por eso contamos con los UPS. Ahora bien, cuando se va o falla la red eléctrica doméstica, allí entran como actores principales las baterías. El punto más importante de todo es el mantenimiento, para saber y estar seguros de que cuando haya una falla eléctrica, esas baterías con las que se está contando de verdad van a funcionar y harán su trabajo”.

Rivas concluyó que ese mantenimiento, como el que ofrece y presta Solsica, debe ser especializado en baterías, realizado por expertos y con las herramientas e instrumentación apropiada, “no es opcional, es indispensable”.

Comparte este artículo
Follow:
Redacción General de Arepa Tecnológica. Amantes de la tecnología y las tendencias Digitales.

Nuestras Redes Sociales

Síguenos
Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *